martes, 1 de abril de 2008

Jornada de reflexión sobre el conflicto con el campo. Una lección de educación cívica.

La cartera de educación porteña dispuso que el lunes se dialogue sobre el conflicto rural, a la luz de los hechos acaecidos. Como el material no ha llegado en igual tiempo y forma en todas las escuelas públicas y privadas, las acciones se extenderán durante el transcurso de la semana.
La idea del Mtro. Mariano Narodowski, es que se dedique una hora a debatir sobre los protagonistas y las razones de la protesta agropecuaria. Se trata de que “las instituciones educativas de gestión estatal y privada generen instancias de diálogo como herramientas de encuentro, reconocimiento, aceptación y convivencia con el otro para la resolución de conflictos”.
Considero que esta es una acción reparadora de los contraejemplos que están dando los adultos ni más ni menos que en la figura presidencial, entre otros.
El ejemplo es una de las herramientas más antiguas de aprendizaje. El ejemplo, el modelo. ¿Qué ejemplos y modelos estamos proveyendo a nuestros niños y jóvenes?. Pues hasta ahora el de la intolerancia y el de la falta de respeto hacia el otro. La Democracia no significa uniformalización de criterios, al contrario, a favor de la Democracia los consensos se construyen a partir de las diferencias.

Esta medida que excede el tema del conflicto agropecuario en sí mismo, es superadora de los aspectos técnicos que se puedan desarrollar y se constituye en un disparador de formación cívica. Es fundamental que los alumnos formen una visión crítica de los hechos, no partidaria. Para que nadie los convenza acerca de si la soja es “un yuyito, plantita” o si es una especie particular. Y sobre todo que entiendan que debemos respetarnos con las diferencias que tengamos para lograr una armoniosa convivencia. Que discutir no es malo pero los modos pueden serlo.



Antes de hablar, escuchar.
Antes de actuar, hablar.



No es fácil, en un clima de violencia, de inequidad y de abandono tratar estos temas pero la escuela se erige como un pilar de estas cuestiones. Escribo esto y pienso en un alumno que ayer –día en el que se inicia esta jornada en las escuelas- viene al colegio dejando a su madre internada después de que su padre tras una discusión de pareja le encestara un cuchillo en el pecho. Este chico más que ningún otro necesita –entre otras cosas, claro está- herramientas para el diálogo, no les parece?


1 comentario:

Carlos dijo...

Excelente nota!!!UN ejemplo a seguir, ojala muchos imitaran al Ministro de Educación de CABA como así también tus acotaciones. Felicitaciones!